¿Qué grados tienen más salida laboral?

L. B.

Estudiante

Las tasas de escolarización a los 16 y 17 años, edades teóricas de la Educación Secundaria postobligatoria, son del 95,1% y el 89,9%, respectivamente. En las edades correspondientes a Educación Superior, las tasas netas decrecen a medida que aumenta la edad: el 79,8% a los 18 años; 60,4% a los 21 años y un 30,1% a los 24 años, según los datos disponibles del Ministerio de Educación.

El curso pasado, un total de 1.291.188 estudiantes se matricularon en uno de los 2.781 estudios de grado ofertados en todo el país. Cifras imponentes que pueden abrumar a cualquier estudiante de Bachillerato que dude acerca de su futuro educativo.

En Aula encontrará toda la información y asesoramiento necesario, personal y gratuito, para tomar una decisión al respecto. Los estudios más innovadores actualmente van de la mano de la revolución digital a la que asistimos, que ya ha llegado a las empresas y está cambiando los perfiles más demandados. Grados como el de Diseño Digital, con salidas en el campo de la publicidad y el marketing, las webs y los videojuegos, o el de Ingeniería del Software, para ocupar posiciones como director de tecnología, programador de videojuegos y realidad virtual, experto en ciberseguridad o en big data (ambos impartidos en el Centro Universitario U-Tad), registran tasas de empleabilidad del 95%.

El director académico de U-Tad, José Antonio Rodríguez, aconseja “visitar los centros educativos e ir a ferias como Aula, y hablar con alumnos que ya estén cursando los estudios que estén considerando para ayudarles en la elección del grado”.

Aunque la economía digital suene como algo muy técnico, lo cierto es que también incluye perfiles artísticos. En palabras de Rodríguez, “no es tanto un área sino una forma de trabajar y relacionarse con el mundo“.

En este sentido, preguntado por los jóvenes cuyas vocaciones apunten hacia caminos aparentemente contrarios a la revolución digital, admite que “me cuesta imaginar que alguien no tenga cabida en esta transformación porque dentro de la economía digital entran todos los perfiles. La vocación suele ser algo amplio. Por ejemplo, uno no suele tener vocación por el revelado de fotografías sino por la fotografía en general y dentro de este campo puede enfocar su pasión hacia multitud de salidas dentro de la ya actual economía digital”, explica.

Potenciar el talento

Para encontrar la vocación de uno mismo hay que fijarse en aquellas tareas a las que dedicamos más tiempo, con las que más disfrutamos y realizamos con facilidad. “Pero al final, los que destacan son los que más se esfuerzan“, apunta el director académico de U-Tad, donde la metodología de trabajo se basa en el desarrollo de proyectos por parte de alumnos de diferentes disciplinas, de tal forma que se enriquecen unos a otros “observando las diferentes formas de resolver un mismo problema” de los distintos perfiles de estudiantes. Con esta forma de trabajar se potencia asimismo el desarrollo de la creatividad, el talento y la motivación.

Desde Randstad Technologies advierten que “el mayor reto al que nos enfrentamos en España es que en las carreras relacionadas con ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (el famoso acrónimo en inglés STEM), no hay suficientes personas matriculadas en este tipo de titulaciones para afrontar la demanda que se vaticina. Los dinamizadores del empleo o las universidades tenemos que ser capaces de convertir a los profesionales que están preparados para un panorama laboral que va a dejar de existir”.

El acercamiento entre universidad y empresas necesario para acabar con la brecha entre titulados superiores y perfiles demandados en el mercado pasa por “diseñar los planes de estudio a partir de las necesidades de personal de las compañías, por la enseñanza por parte de profesores que son trabajadores en activo de la industria y por la realización de prácticas en empresa”, señalan desde U-Tad.

Los videojuegos, también de ellas

La Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología ESNE, también presente en la Semana de la Educación, organiza este miércoles en su sede una charla con Claire L. Evans, autora de Broad Band, donde reescribe la historia de los ordenadores, internet y videojuegos centrándose en los hallazgos y aportaciones de las  mujeres. Elena Flores, primera mujer titulada en videojuegos de España y graduada en ESNE, también participará en el coloquio.

Source: 20′ Empleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *