Los contratos de menos de 7 días suponen ya la cuarta parte del total de contratos temporales

20MINUTOS.ES/EP

  • Según Asempleo, la duración media de los contratos se ha reducido en casi un mes en los últimos diez años: de 82 a 54 días.
  • Hay 1,1 millones de contratos de menos de 7 días y al inicio de la crisis eran 640.000.

Hostelería

Reconoce hoy el presidente del BCE, Mario Draghi, que la precariedad laboral es la causa de la mediocre recuperación de la Unión Europea. De precariedad sabe mucho España. Nuestro mercado laboral crea empleo… pero qué empleo. El último botón de muestra lo da hoy la Asociación de Empresas de Empleo: los contratos de menos de siete días han pasado de representar el 13% del total en el 2007 al 25% actual.

Según el monográfico del mercado laboral del mes de junio realizado por Asempleo, la duración media de los contratos se ha reducido en casi un mes en los últimos diez años. En 2007, los contratos duraban unos 82 días, mientras que en la actualidad la duración está en los 54 días de media. Asimismo, en el primer trimestre de 2017 hay 1,1 millones de contratos de menos de 7 días y al inicio de la crisis había unos 640.000 contratos.

Los contratos de muy corta duración se concentran mayoritariamente en el sexo masculino, a pesar de que antes de la crisis recaían sobre las mujeres. También se ha generalizado su uso en casi todos los grupos de edad y son los adultos quienes firman este tipo de contratos de forma generalizada. Por sectores, el de la hostelería, la industria manufacturera y las actividades administrativas son las que concentran el mayor porcentaje de contratos de duración inferior a siete días. La mayor concentración se da en sectores que “tradicionalmente” tienden a demandar con mayor intensidad trabajadores temporales, “dada la naturaleza de su actividad”, según Asempleo.

Su presidente, Andreu Cruañas, opina que el debate sobre la duración en los contratos está “distorsionado”. De hecho, apunta que una parte de la temporalidad es inherente, “de manera natural” a la marcha de la economía. Para Asempleo, el aumento de los contratos de muy corta duración se debe a una mayor demanda del tejido productivo en sectores muy concretos.

Asegura que no existe relación entre la presencia de las Empresas de Trabajo Temporal (ETT) en cada zona y la contratación temporal, ya que su presencia en la intermediación de este tipo de contratos temporales es “sorprendentemente baja” y ha disminuido desde 2007. “Donde existe el problema es en el uso fraudulento de la contratación temporal”, dice Cruañas, que considera que “debería dedicarse un esfuerzo tanto inspector como normativo” para controlar esta situación.

Source: 20′ Empleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *