Los alumnos de máster sacan mejores notas que los de grado

D. G. M.

Facultad de Medicina de la Complutense

Los recientes acontecimientos sobre el posible fraude en el máster que otorgó la Universidad Rey Juan Carlos a Cristina Cifuentes hacen que estos estudios de posgrado sean el tema de conversación entre profesores, alumnos y futuros estudiantes.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte elabora cada año un Anuario de indicadores universitarios en la que se aportan todas las cifras en torno a los estudios superiores en nuestro país, tanto de universidades públicas como privadas.

Un total de 171.043 alumnos se matricularon en el curso 2015-2016 (el último del que se tienen datos) en enseñanzas de máster, un 13,4% de los que se matricularon en grados (más de 1,2 millones).

En cuanto al progreso académico, los datos reflejan que los alumnos de máster sacan mejores notas y aprueban más que los estudiantes de grados. En concreto, la tasa de rendimiento (porcentaje de créditos superados del total de créditos matriculados) de estos estudios de posgrado es del 89,10%, mientras que de los grados se queda en un 77%.

Sobre la tasa de idoneidad, la cifra que evalúa el porcentaje de alumnos que aprueban sus estudios en los años correspondientes, solo un 34,9% de los estudiantes de un grado de 4 años consigue titular en ese tiempo, mientras que son un 72,7% los alumnos que consiguen en un año un máster que dure esos 12 meses.

Investigando su calidad

Profesores e investigadores han analizado la gestión de la calidad de la enseñanza de posgrado, sobre todo a partir de 2007, año en el que España comienza a incorporarse al Espacio Europeo de Educación Superior, también llamado plan Bolonia.

La crisis que sufrieron las universidades en esos años incrementó la cantidad y el precio de los másteres. Entre los no habilitantes (másteres que no son necesarios para ejercer la profesión que se ha estudiado), Cataluña tiene los precios más altos, según datos de 2017, con una media de 3.952 euros por curso. El precio mínimo para estudiar un máster en una universidad pública en España es de 1.500 euros.

Joaquín Borrego Díaz, Coordinador del Máster en Lógica, Computación e Inteligencia Artificial, escribe en el libroCalidad, docencia universitaria y encuestas: “Bolonia a coste cero” que los evaluadores de los estudios de máster “se enfrentan a sistemas de calidad complejos, excesivamente burocratizados”.

Borrego añade que existe, desde la implantación del plan Bolonia, una “mercantilización del posgrado, independientemente de su orientación académica, investigadora o profesional”, que ha podido afectar también a los controles de calidad de los estudios superiores.

“La universidad no regala nada a nadie”

Para Carmen Romero, presidenta de la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP), el caso de Cifuentes es “un caso único que no debería haber tenido lugar, causa de una mala gestión, pero no es algo que pasa habitualmente en las universidades”.

Romero asegura que “no se debería poner en tela de juicio la calidad de los másteres, la universidad no regala nada a nadie y los estudiantes se esfuerzan mucho por finalizar estos estudios”.

En cuanto a lo que debe mejorar, la presidenta destaca la subida de precios, “sobre todo en los másteres habilitates como los de abogacía, por ejemplo”. Además, aclara que los estudiantes “están concenciados con los programas de evaluación de la calidad y dicen cuando una clase o un profesor no cumplen los criterios acordados”.

Source: 20′ Empleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *