Estrategias para llevarse bien con el jefe

20MINUTOS.ES

  • Honestidad, fiabilidad, sinceridad e inteligencia son las virtudes que más apreciamos en un jefe.
  • Lo que pensamos que puede ser un mal jefe simplemente puede tratarse de una persona presionada en exceso por su superior o por una mala organización.

Jefe

Una reciente encuesta de Adecco nos contaba que el jefe ideal que los españoles querrían tener es Rafa Nadal, seguido del actor Will Smith o del empresario Amancio Ortega. En concreto, para un 34,4% de los trabajadores asalariados españoles tener como jefe al tenista de Manacor les haría más felices.

¿Qué le pediriríamos a ese hipotético “Rafa Nadal” de nuestra empresa? Confianza y honestidad son los rasgos más valorados en un jefe. Además de la confianza y la honestidad, otro factor determinante es la seguridad que transmite el jefe, es decir, su conocimiento del sector y su firmeza en la toma de decisiones. En España, la honestidad es también el atributo personal al que se le otorga mayor importancia. Por detrás se sitúan la fiabilidad, la sinceridad, la inteligencia y la seguridad.

Hablamos de qué esperamos del jefe, pero ¿qué estamos dispuestos a ofrecer? Damos por sentado que nuestro tiempo (¿el que dice el contrato o más?) y nuestro trabajo. Hay que saber qué podemos poner de nuestra parte para que la relación sea lo más cordial posible. Somos, como empleados, los primeros interesados.

En ese sentido, conviene tomar nota de las estrategias para conseguir llevarse bien con el jefe que propone el Observatorio de Innovación en la Educación y el Empleo (OIEE).

Asume que no conoces todo sobre tu jefe

Uno de los aspectos más criticados de los superiores es un mal liderazgo. Sin embargo, lo que pensamos que puede ser un mal líder simplemente puede tratarse de una persona que se siente presionada por su superior para el cumplimiento de los objetivos o por una mala organización. Sé empático y ponte por un momento en su lugar. ¿Qué harías tú en su situación? ¿Qué cambiarías?

Mal jefe o exceso de trabajo

Quizás tu superior no sea tan malo como piensas, simplemente pasa por una etapa de excesivo trabajo y eso le dificulta ser un buen líder. Si ese es tu caso, ofrécete a realizar ciertas tareas, eso puede ayudar a mejorar el ambiente laboral y mejorar tu relación con él/ella.

Habla con él o ella

Si crees que tu jefe es una persona receptiva, plantéale la situación, pero hazlo de un modo conciliador y en un momento en el que creas que será más receptivo a tener esa conversación.  Quizás esté dispuest@ a reconocer los errores, y lo más importante, a corregirlos.

Cuida tu trabajo

Una mala relación con tu jefe no debe implicar que descuides tus funciones, ya que podría ser una excusa para despedirte. Demuestra que vales para desempeñar el puesto que ocupas.

Source: 20′ Empleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *