El método Kumon: pero, ¿es posible que los alumnos aprendan a su propio ritmo?

CH.LIZARRALDE / 20MINUTOS.ES

  • La idea básica del método Kumon es fomentar la confianza del alumno.
  • Es lo se llama autodidactismo: cada niño aprende a su propio ritmo.
  • El Kumon Instituto de Educación nació en 1958 y hoy tiene más de 4 millones de alumnos en todo el mundo.
  • En España ya son 20.000 alumnos en sus más de 230 centros.

Método Kumon

¿Que mi hijo puede aprender matemáticas a su propio ritmo? Eso suena un poco a aquello tan de estos tiempos de que se puede aprender sin esfuerzo. Pero no. Es posible que un niño estudie matemáticas a su propio ritmo, al ritmo en que va interiorizando y aprehendiendo –sí, con h, en el sentido de asimilar y entender– el conocimiento. De ese modo el nivel de dificultad puede ir aumentando con naturalidad.

Es lo que ha hecho Iker, este chaval de 12 años, de Arganda del Rey (Madrid), que ha logrado la comprensión de un alumno de primero de Periodismo. Lo ha conseguido siguiendo el llamado método Kumon. Iker es el primer alumno español que completa el máximo nivel de lectura de este sistema. Pero, ¿en qué consiste el método Kumon?

El sistema toma nombre de su creador, el japonés Toru Kumon. Era 1954 y Japón aún despertaba de la pesadilla de la 2ª Guerra Mundial. Los problemas de este profesor de matemáticas de Osaka eran más mundanos. En casa del herrero, cuchillo de palo: su hijo Takeshi sacaba muy malas notas; también en matemáticas. En su afán por ayudarle, Kumon creó todo un sistema de aprendizaje. Redactó materiales específicos con los que su hijo aprendía a su propio ritmo. Tal fue el éxito, que cuatro años después, en sexto de primaria, el chaval ya resolvía ejercicios de integrales.  

La idea básica que esconde el método de este profesor nipón es fomentar la confianza del alumno. Se consigue consolidar la capacidad de que aprenda por sí mismo y de ese modo aumenta la confianza en sus propias capacidades. Es lo que dan en llamar autodidactismo; cada niño aprende a su propio ritmo. El estudiante aprende a conocerse y a superar sus límites, de manera que las matemáticas se convierten en un reto… algo que sí le interesa.

Como siempre explicó el propio Kumon, el propósito de su sistema de enseñanza es el de sentar las bases del aprendizaje: el niño comprende y aprende para poder aprender más. El método permite que el alumno interiorice el estudio y sea capaz de ponerse metas en la medida en que crece su confianza y sus conocimientos.

Tras el éxito con su propio hijo, Toru Kumon fundó en 1958 el Kumon Instituto de Educación. En 1974 se abrió el primer centro fuera de Japón (EE UU) y en 1979, el primero en Europa (Alemania). En la actualidad, tienen más de 4 millones de alumnos en todo el mundo. En España son 20.000 quienes estudian en los más de 230 centros distribuidos por todo el país.

Las academias Kumon no son academias al uso, pero tampoco son como unas clases particulares. Los alumnos dedican 15 minutos al día a realizar una serie de ejercicios cuya dificultad va en aumento al subir de nivel. El profesor es un mero acompañante en el doble descubrimiento del niño: de sí mismo y sus limites y de la materia en cuestión. Como explican los responsables Kumon se adapta a cualquier alumno, ya sea un niño de altas capacidades o con problemas de aprendizaje. Los materiales están personalizados en función de las necesidades de cada chaval.

Lectura y Matemáticas

Son dos los programas que ofrecen: Lectura y Matemáticas. El sistema de Lectura abarca desde la alfabetización hasta la lectura crítica, y se puede comenzar a partir de los dos años de edad. El alumno irá superando niveles e irá adquiriendo y desarrollando habilidades lectoras para poder enfrentarse a textos cada vez más complejos y convertirse en un lector competente.

En el de Matemáticas, cada alumno empieza por el nivel que le resulta adecuado, ya sea aprender a contar, hacer ejercicios de matemáticas de primaria o resolver sistemas de ecuaciones. “Cada punto del programa amplía de manera gradual las habilidades adquiridas en el anterior, lo que permite desarrollar agilidad mental y exprimir al máximo el potencial de aprendizaje de todos ellos”, explican desde Kumon.

Source: 20′ Empleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *