Apenas una cuarta parte de las pymes crearon empleo en 2016

EP

  • El 23,4% de las pymes incrementaron el empleo en 2016 y un 9,6% lo redujo,
  • Un 67% de las pequeñas y medianas empresas mantuvo el empleo.

Pymes en España

Las pequeñas y medianas empresas son la base del mercado laboral español y los tiempos no son fáciles. Apenas una cuarta parte de las pymes crearon empleo en 2016. De hecho, según datos de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), el porcentaje de pymes que redujeron sus plantillas casi alcanza el 10%. En concreto, el 23,4% de estas empresas incrementaron el empleo en 2016, un 67% lo mantuvo y un 9,6% lo redujo.

Respecto a las ventas, de cara a 2017, la mayoría de las pymes (un 55,8%) tiene expectativas de aumentarlas, mientras que un 41,4% pretende mantenerlas y un 2,8% disminuirlas. Las empresas que tienen mayores expectativas en empleo y ventas son las empresas medianas, jóvenes, con menos de 10 años; industriales, no familiares y las que tienen un gerente con formación universitaria.

El informe ‘Análisis estratégico para el desarrollo de la pyme en España: internacionalización y orientación emprendedora’ pone de relieve que las pymes españolas presentan “un alto grado” de internacionalización, ya que el 36% de las pymes desarrollan actividad exportadora y destinan el 34,5% de sus ventas a mercados internacionales. A la hora de abrirse paso en el mercado exterior, los recursos y capacidades por los que las pymes se consideran mejor posicionadas para favorecer su internacionalización son la calidad de sus productos, su experiencia en los mercados internacionales, la utilización de sus sistemas de gestión y el capital humano.

Si se tiene en cuenta la innovación, desde el estudio de Cepyme se desprende que el 76,8% de las pymes en 2016 ha abogado por realizar cambios o mejoras en productos o servicios y el 65,9% ha comercializado un nuevo producto o servicio. Sin embargo, las pymes suelen ser conservadoras a la hora de introducir nuevas tecnologías que aún no han sido probadas en la organización y no suelen tener estímulos hacia la creatividad y experimentación entre sus trabajadores.

En 2016, las pequeñas y medianas empresas españolas han experimentado una evolución más favorable de las condiciones de su financiación en relación a años anteriores. En concreto, un 45,6% ha intentado acceder a financiación a través de entidades de crédito, mientras que un 40,7% no ha accedido porque opta por la autofinanciación. Entre las pymes que solicitaron un crédito, un 47,4% lo obtuvieron en las mejores condiciones, un 35,5% en las mismas condiciones, un 11,4% con condiciones “más duras” y tan solo a un 2,6% le rechazaron la operación.

Source: 20′ Empleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *