Alemania cerró 2016 con un récord de más de un millón de empleos vacantes

EP

  • Son 1,044 millones de empleos sin cubrir, 6.000 vacantes más que en 2015.
  • El 81% de las ofertas de trabajo requerían una incorporación inmediata.
  • Austria aprueba una normativa que prima la contratación de residentes en el país.

Trabajadores en Alemania

¿Hay que seguir pensando en buscar empleo fuera? Si se contempla el caso de Alemania la respuesta sólo puede ser que sí, que “Pepe” tiene que tener en cuenta la posibilidad de trasladarse al país de Angela Merkel si busca empleo. Y es que, según datos del Instituto de Investigación de trabajos y del mercado laboral (IAB), Alemania despidió 2016 con un récord de más de un millón de empleos vacantes.
 
En concreto, el mercado laboral de Alemania contaba a cierre de 2016 con un total de 1,044 millones de posiciones sin cubrir, una cifra récord que supera en 6.000 vacantes el dato del año anterior, cuando por primera vez se superó el millón de puestos de trabajo disponibles. De esta cifra, un total de 801.000 vacantes correspondían a empleos en Alemania Occidental, mientras que las otras 242.000 posiciones se localizaban en Alemania Oriental. El 81% de las ofertas de trabajo disponibles en Alemania requerían una incorporación inmediata.

Según la Oficina Federal de Empleo de Alemania, el número de desempleados en el país experimentó en enero un descenso de 26.000 personas respecto al mes anterior, permitiendo que la tasa de paro bajase una décima, hasta el 5,9%, su mejor lectura desde la reunificación del país en 1990, según los datos ajustados estacionalmente.

Austria para los residentes en Austria

Y mientras Alemania sigue pareciendo un destino laboral apetecible, otros, como Austria, se cierran más. Su Gobierno ha aprobado una nueva normativa laboral que prima la contratación de trabajadores residentes en el país, otorgándoles prioridad frente a inmigrantes potenciales de otros países de la Unión Europea (UE), con el objetivo de frenar el desempleo. Conviene recordar que la tasa de paro en Austria fue sólo del 5,7% el pasado mes de diciembre, por debajo de la media de la zona euro (9,6%).

De acuerdo a la nueva normativa, el Gobierno subvencionará en un 50% los costes laborales no salariales de las empresas que creen nuevos puestos de trabajo y contraten a trabajadores que cambien de empleo o estén registrados como desempleados en Austria. Los ciudadanos comunitarios que ya trabajan en Austria, así como los austriacos, tendrán prioridad de contratación sobre los inmigrantes potenciales que busquen empleo en el país. Además, los graduados en instituciones educativas austriacas y los trabajadores altamente cualificados con un permiso de trabajo especial también podrán ser contratados bajo los términos de la nueva normativa, que costará 2.000 millones de euros y contribuirá a crear 160.000 nuevos empleos, según el Gobierno.

Durante los últimos años, la inmigración en Austria se ha incrementado, especialmente desde los países de Europa del Este, como consecuencia de la mayor cobertura social y los salarios significativamente superiores. La iniciativa del Gobierno podría incumplir con el principio de libre circulación de personas de la UE, por lo que podría contar con la oposición de la Comisión Europea, que aún no ha estudiado la nueva legislación.

Source: 20′ Empleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *