Aprender a emprender estando en Secundaria

L.C.

  • Más de 200 estudiantes y 40 profesores participan en esta iniciativa impulsada por la Obra Social “la Caixa”.

Campus Desafío Emprende

La etapa escolar es una época de aprendizaje en muchos sentidos, de preparación para la vida adulta. Por eso algo tan necesario como estimular la cultura emprendedora e innovadora entre la comunidad educativa es el objetivo subyacente tras el Campus Desafío Emprende de la Obra Social “la Caixa”.

Durante estos días, más de 200 estudiantes y 40 docentes de España, Argentina, Colombia, Ghana y Perú están reunidos en Barcelona, en una casa de colonias, poniendo a prueba su creatividad, iniciativa y cooperación durante unas jornadas en las que se emplea un método de aprendizaje basado en proyectos que persigue favorecer el desarrollo de las competencias básicas para la vida, especialmente el sentido de la iniciativa y el espíritu emprendedor, que consiste en el desarrollo de las capacidades de autoconocimiento y desarrollo personal, pensamiento crítico y sentido de la responsabilidad, gestión del cambio y la incertidumbre, liderazgo y trabajo en equipo, creatividad e innovación, así como la gestión de proyectos y la actitud proactiva.

Las diferentes tipologías de aprendizajes se dividen en:

  • Dinámicas y talleres, sesiones dirigidas que implican una breve transmisión de conocimientos y ejercicios prácticos.
  • Trabajo autónomo, momentos para la reflexión, debate y decisión en los equipos.
  • Conferencias y ponencias de carácter inspirador que permiten a sus participantes profundizar en diversos aspectos de la experiencia emprendedora y conversar con sus protagonistas;.
  • Actividades lúdicas y espacios de relación y convivencia, basadas en la colaboración y corresponsabilidad para el buen funcionamiento del Campus.

Esta experiencia permitirá a todos sus participantes continuar desarrollando el proyecto que han trabajado durante el curso con el programa Jóvenes Emprendedores de la Obra Social “la Caixa”.

Tras el Campus, cinco de los 35 equipos españoles que participan serán los ganadores de los Premios Desafío Emprende, que tendrán lugar el próximo 30 de mayo y cuyo premio es un viaje formativo a Silicon Valley, una de las cunas internacionales de la innovación, donde los alumnos ganadores y sus profesores tendrán la oportunidad de conocer espacios y modos de trabajo diferentes, participar en workshops y realizar trabajos en equipo, además de aprender de la experiencia de profesionales que trabajan en empresas líderes a nivel mundial.

Source: 20′ Empleo

¿Este no es el trabajo que te hace feliz? El proyecto Cometa te ayuda a poner tu talento en mejores manos

EFE

  • La 5ª edición del Proyecto Cometa quiere “ayudar a la gente a desarrollar su potencial y espíritu emprendedor”.
  • El curso está pensado para personas que “no saben realmente lo que quieren y necesitan aclarar sus ideas”.

Emprendedor

En ocasiones, hay gente que a pesar de tener un prestigioso puesto de trabajo, siente que no se encuentra en el lugar que le corresponde. Eso es lo que busca revertir el Proyecto Cometa, que celebra ya su quinta edición de Jobfulness Booster, desde el 19 de mayo en Madrid.

La creadora del Proyecto Cometa, Caroline Ladousse, explica que su intención es “ayudar a la gente a desarrollar su pleno potencial y su espíritu emprendedor”. El programa consta de dos fines de semana intensivos con terapias grupales, además de sesiones diarias en Internet para realizar ejercicios desde casa y dos encuentros individuales con Ladousse. 

Las sesiones grupales son “muy importantes”, ya que cuentan con expertos de diferentes metodologías (meditación, psicología, emprendimiento y orientación) que ayudan a los participantes a conocerse a sí mismos. Algunos alumnos están dispuestos a pagar más por realizar el programa de manera individual, “pero se aprende mucho más sobre uno mismo a través del grupo”, ha apuntado.

En Verano, Ladousse impartirá dos cursos intensivos entre el 23 y 24 de junio y el 14 y 15 de julio. El curso, de un mes de duración y que no es gratuito, está pensado para personas que “no saben realmente lo que quieren y necesitan aclarar sus ideas para ponerse en acción”, ha explicado Ladousse, que en ocasiones ha tenido que negar la participación a algún alumno porque en realidad buscaba una terapia de psicología.

Miedo al emprendimiento o reenamorarse del trabajo

Entre los 55 participantes de las cuatro ediciones anteriores, Ladousse ha destacado el caso de Susana, una alumna que trabajaba en un prestigioso despacho de abogados y decidió dejar su empleo para fundar una empresa de marketing legal. El caso es sorprendente porque Susana había asegurado en su cuestionario de inscripción que “tenía miedo al emprendimiento”, ha aclarado.

La situación contraria podría ser la de Inés, una alumna que le gustaba su empleo en una agencia de viajes, pero que no disfrutaba como consecuencia del ambiente laboral que vivía a diario. Proyecto Cometa le ayudó a poner límites y saber decir que no en algunas ocasiones, con lo que consiguió “reenamorarse de su trabajo”, según la fundadora del programa.

Caroline Ladousse era la directora de la cadena de emprendimiento de una escuela de negocios en París cuando decidió crear Proyecto Cometa en 2016. “Estaba un poco desalineada con mis valores, no me apasionaba crear proyectos y quería desarrollar talentos”, ha asegurado. En estos dos años de andadura han llevado a cabo solo cuatro ediciones, ya que entre cada una de ellas necesita “tener un tiempo de pausa para aprender de cada experiencia”.

Los emprendedores encuentran múltiples problemas para triunfar, como puede ser “el miedo al fracaso”, debido a la presión familiar o social, ha apuntado. Ladousse ha mostrado su “profunda convicción” en que “todos tenemos talento“, aunque en algunas ocasiones “hacemos algo de manera excelente, pero de una manera tan sencilla, que “nos parece lo más banal del mundo”.

Source: 20′ Empleo

Soy autónomo: ¿cómo debo hacer para contratar a un familiar?

EP

  • Cuando el autónomo va a contratar a un familiar debe utilizar la figura del autónomo colaborador.
  • No está obligado a hacer la declaración trimestral de IVA ni el modelo 103 para el pago fraccionado del IRPF.

Autónomos

Es muy frecuente en los pequeños negocios que padre, madre e hijos trabajen juntos. Los autónomos pueden contratar a un familiar, pero para hacerlo correctamente se deben tener en cuenta una serie de condiciones. Lo primero que hay que tener claro es la figura del llamado ‘autónomo colaborador’, es decir, un familiar directo del trabajador autónomo titular que trabaja para él. 

La ventaja de esta modalidad de contratación es que resulta más sencilla de llevar a cabo y que las obligaciones fiscales del autónomo colaborador no son las mismas que las del trabajador por cuenta propia normal. Cuando el autónomo va a contratar a su cónyuge o a familiares de primer grado (hijos, padres, suegros) o de segundo grado (hermanos, nietos, abuelos y cuñados) debe utilizar la figura del autónomo colaborador. Los sobrinos, primos y tíos quedan fuera de lo que puede considerarse un autónomo colaborador.

Los autónomos colaboradores deben cumplir cinco requisitos:

  • Ser familiar directo del autónomo.
  • Trabajar de forma habitual en el negocio.
  • No estar dado de alta como asalariado en otra empresa.
  • En el caso de las parejas de hecho también es necesario acreditar la convivencia en el mismo domicilio.
  • Tener más de 16 años.

Si un autónomo quiere contratar a su mujer o a su marido, o a cualquier otro familiar, puede acogerse a una bonificación que consiste en la reducción de hasta el 50% en la cuota de autónomos de estos familiares. Para poder beneficiarse de esta bonificación es necesario que el autónomo colaborador suponga una nueva alta en el régimen de autónomos. El objetivo de esta medida es favorecer la cotización de aquellos familiares de los autónomos, principalmente cónyuges e hijos, que actualmente no cotizan a pesar de trabajar en el negocio familiar por las dificultades que la crisis ha supuesto.

Deberá darse alta en la Seguridad Social, no en Hacienda

El trámite es muy sencillo. El autónomo colaborador deberá darse alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), además de en la Seguridad Social como autónomo colaborador, pero no es necesario darse de alta en Hacienda. Para ello hay que presentar en la Seguridad Social el modelo TA0521/2 (Solicitud de alta en el régimen especial de autónomos – Familiar colaborador del titular de la explotación). Además será necesario aportar el DNI, el libro de familia y una copia del alta en Hacienda del familiar dado de alta en autónomos y titular del negocio.

El autónomo colaborador no está obligado a hacer la declaración trimestral de IVA ni el modelo 103 para el pago fraccionado del IRPF. Es lo más parecido a un asalariado y de hecho sus ingresos computarán como rendimiento del trabajo y no como actividad económica al hacer la declaración de la renta.

Por tanto, el autónomo colaborador tan sólo tendrá que presentar anualmente su declaración de IRPF, como cualquier otro trabajador, y pagar los impuestos que correspondan en base a los ingresos obtenidos, que deberán estar justificados por los correspondientes recibos o nóminas.

Source: 20′ Empleo

¿Eres el jefe de una microempresa? Un programa de formación intenta ayudarte a ser mejor directivo

EFE

  • IESE y CaixaBank lanzan un programa de formación para directivos de microempresas.
  • El programa está diseñado para microempresas de entre 3 y 10 trabajadores, constituidas hace tres años o más.

Trabajador

IESE y CaixaBank impulsan un Programa de Formación para Empresarios de Microempresas. El objetivo es ofrecer a directivos y propietarios una base de conocimientos empresariales y financieros que posibilite el crecimiento de sus negocios y contribuya al desarrollo de la economía.

Los asistentes, directivos y propietarios con una “sólida” trayectoria profesional y clientes de CaixaBank, recibirán las herramientas necesarias para impulsar sus negocios y afianzar su liderazgo al servicio de sus empresas y de la sociedad.

La formación que oferta el programa abarcará desde el análisis económico financiero para la toma de decisiones hasta la gestión eficiente de las operaciones de negocio, el liderazgo, la gestión de personas y la iniciativa emprendedora. Además, esta formación les permitirá aumentar su red de contactos con otros directivos con los que comparten retos y desafíos.

El programa está diseñado para microempresas de entre 3 y 10 trabajadores, constituidas hace tres años o más. Asimismo podrán participar los propietarios y directivos de microempresas en vías de expansión fuera de su ámbito a través de nuevos modelos de negocio, nuevos productos y conquista de nuevas regiones.

El plan director de Banca Socialmente Responsable de  CaixaBank pretende promover la educación financiera y el apoyo a la divulgación del conocimiento sobre la gestión de la economía. El convenio firmado con IESE y con la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) impulsará nuevos proyectos de formación financiera dirigidos especialmente a jóvenes, emprendedores, colectivos vulnerables y personas con discapacidad.

Source: 20′ Empleo

¿Y si la Formación Profesional, que tan pocos quieren estudiar en España, fuera la solución al paro juvenil?

EUROPA PRESS

  • Según un informe del Círculo de Empresarios, España necesita crear 150.000 plazas de FP.
  • Sólo hay 33 plazas de FP por cada 100 estudiantes, lejos de las 60 que ofertan los países del entorno.

Formación Profesional

El sistema educativo español tendrá que crear 150.000 nuevas plazas de Formación Profesional en una primera fase para acabar con una tasa del 37% de paro entre los menores de 25 años, lo que hace que España sea el segundo país de la Unión Europea con más desempleo entre los jóvenes, solo después de Grecia.

Según un informe realizado por el Círculo de Empresarios, esta expansión en la oferta educativa de formación profesional permitiría al país converger con la media del resto de los países europeos, aunque, para homogeneizar este dato con los países que están a la vanguardia en este tipo de educación, como Austria, Países Bajos o Suiza, el país tendría que crear hasta 350.000 nuevas plazas de Formación Profesional.

La nueva oferta tendría que ser homogénea en el conjunto de la geografía española, aunque el informe también concreta el número de plazas en cada comunidad autónoma. Por ejemplo, Andalucía, que se encuentra a la cabeza, necesitaría incorporar 32.000 plazas, mientras que Madrid tendría que crear 25.000, Cataluña 18.000, la Comunidad Valenciana 12.000 o País Vasco 7.000.

Sólo un 12% de estudiantes está realizando un grado de FP

Actualmente, sólo existen 33 plazas de formación profesional por cada 100 estudiantes, una cifra muy inferior a las 60 que ofertan el resto de países del entorno. En un contexto en el que el nivel máximo de estudios alcanzado determina el dato de paro, hasta un 26% de los españoles entre 25 y 34 años con la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) acabada está en paro, 15 puntos más que aquellos con una carrera universitaria o un grado superior.

En la presentación del informe, el presidente de la Cámara de Comercio, José Luis Bonet, recordó que España es el cuarto país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con el mayor número de jóvenes que ni estudian ni trabajan. Además, señaló que solo un 12% de los estudiantes españoles está realizando un grado de formación profesional, frente al cerca del 50% en Alemania, unos datos que demuestran, según él, que la FP es una herramienta “infrautilizada” en España, pero que en el resto de países ofrece “buenos resultados”.

En concreto, la FP dual, que permite estudiar y obtener al tiempo un aprendizaje dentro de la empresa, cuya implementación se reguló en 2012, solo supone el 2,8% de toda la formación profesional. Según apuntó Bonet, un 40% de las empresas conoce este tipo de FP y solo un 9% lo utiliza. Sin embargo, el número de alumnos bajo este tipo de formación ha ido creciendo y ya hay 854 centros que lo ofertan en España y 9.916 empresas adscritas.

“No se puede hablar de una crisis superada”

Por su parte, el presidente del Círculo de Empresarios, John de Zulueta, añadió que “no se puede hablar de una crisis superada mientras exista la tasa de paro actual“, que ronda todavía el 16%. Para él, gran parte del desempleo se debe al paro juvenil y la educación es “clave para salir de esta espiral y superar la desigualdad en el país”.

Zulueta también argumentó que la formación profesional está “poco valorada” en España, ya que se ve como un “poco fracaso” y la gente todavía se orienta más hacia la universidad. También abogó por un pacto de Estado en el que se mire a un objetivo más lejano y no “a las próximas elecciones”.

Source: 20′ Empleo

El potencial laboral de las personas con autismo, ese gran desconocido de las empresas españolas

20MINUTOS.ES

  • La falta de oportunidades de empleo y los prejuicios del empresario son dos de las barreras que se encuentran.
  • Las personas con Trastorno del Espectro del Autismo sufren altas tasas de paro y exclusión del mercado laboral.
  • De hecho, entre el 70 y el 90% de las personas con TEA en edad laboral están desempleadas.

RAI

Las personas con autismo se encuentran con grandes barreras en el mercado laboral para acceder a un puesto de trabajo. Las principales son la ausencia de programas específicos de apoyo y de modelos de formación dual, la falta de oportunidades de empleo y los prejuicios existentes en el tejido empresarial. Y sin embargo, los empresarios españoles desconocen el potencial laboral de estas personas.

Estas son las principales conclusiones del estudio “Empleo y Trastorno del Espectro del Autismo. Un potencial por descubrir”, que acaba de presentar la Confederación Autismo España. Esta investigación se puso en marcha en septiembre de 2016, con el objetivo de generar conocimiento sobre la situación actual de las personas adultas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) en edad laboral y para analizar las barreras a su contratación que hay en en el mercado laboral ordinario.

En la presentación de este trabajo, Jesús García Lorente, director general de Autismo España, ha considerado que el empleo “es un elemento esencial para mejorar la calidad de vida de las personas con TEA y favorecer su inserción social”. Por ello ha pedido a las empresas que les den “una oportunidad” y, a las Administraciones Públicas, que pongan en marcha “medidas que faciliten el acceso a programas específicos de empleo y fomenten fórmulas como el empleo con apoyo”.

Ruth Vidriales, directora técnica de la Confederación, ha destacado la ausencia de datos oficiales sobre la situación de las personas con TEA en nuestro país, especialmente en relación a su vida adulta. Ha comentado que resultados de investigaciones desarrolladas a nivel internacional ponen de manifiesto la existencia de elevadas tasas de desempleo y exclusión del mercado laboral ordinario de las personas que forman parte del colectivo. Asimismo, ha destacado que diversos estudios señalan el valor del empleo con apoyo como modelo y metodología recomendada para promover la inclusión laboral de las personas con TEA.

Falta concienciación y políticas específicas

Vidriales es autora del estudio, junto a Marta Plaza y Cristina Hernández, técnicas de investigación de Autismo España. La investigación refuerza la premisa de que las personas con TEA pueden y quieren trabajar. Según Plaza y Hernández, el empleo es un derecho fundamental para cualquier persona que contribuye a mejorar su calidad de vida y le permite vivir de manera autónoma e independiente. Sin embargo, la mayor parte de los hombres y mujeres con TEA en edad laboral está desempleada (entre el 70 y el 90%, según datos de Autismo Europa), siendo uno de los colectivos que encuentra más barreras para acceder a un puesto de trabajo y por lo tanto, uno de los que presenta un mayor riesgo de verse excluido del empleo.

Entre los elementos que dificultan el acceso al empleo a las personas con TEA, destacan fundamentalmente tres:

  • La falta de oportunidades de empleo.
  • Los prejuicios existentes en el tejido empresarial en relación al TEA.
  • La ausencia de programas específicos de apoyo y de modelos de formación dual, que proporcionen conocimiento técnico y experiencia práctica.

Respecto a la falta de oportunidades de empleo, el estudio pone de manifiesto que aún falta mucha concienciación en el tejido empresarial español respecto a las capacidades y el potencial laboral las personas con TEA. Persisten determinados prejuicios sociales y falsas creencias que es preciso desterrar, con el fin de que los empresarios puedan aprovechan el talento de los hombres y mujeres con TEA. Y es que algunas de las características que definen el TEA (la meticulosidad, la atención por los detalles, la honestidad, la creatividad, la preferencia por la rutina, la memoria o las buenas competencias en tareas mecánicas y repetitivas) son de gran valor en el ámbito laboral y suponen una ventaja para el desempeño de determinados puestos de trabajo.

De modo que son las familias y las entidades que representan al movimiento asociativo las que proporcionan la mayor parte de los apoyos a las personas adultas con TEA en nuestro país. En este sentido, según esta investigación, es imprescindible el desarrollo de políticas públicas dirigidas a potenciar el empleo en el mercado ordinario de estas personas ya que, en muchos casos, los programas de fomento del empleo de las personas con discapacidad no contemplan la realidad y necesidades específicas de este colectivo.

También es fundamental que se impulsen programas de capacitación profesional basados en modelos de formación dual, facilitando una formación que proporcione no solo la cualificación técnica, sino también las competencias necesarias para afrontar la vida adulta y desempeñar un puesto de trabajo, mediante prácticas en entornos laborales reales, apunta este estudio, financiado por la Sociedad de Artistas Intérpretes o Ejecutantes de España (AIE), y que ha contado con la implicación y participación activa de las entidades que forman parte de la Confederación Autismo España.

Source: 20′ Empleo

La masificación de las aulas, el origen de la brecha entre universidad y empleo

L. BELENGUER

Universitarios

La dificultad que tienen muchas empresas actualmente para encontrar perfiles tecnológicos que cubran sus necesidades para llevar a cabo su transformación digital es un tema que cada día ocupa más páginas en la prensa. Según avisa Randstad, el mayor reto de España es que “no hay suficientes estudiantes matriculados en las carreras relacionadas con ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (el famoso acrónimo en inglés STEM) para afrontar la demanda que se vaticina, que para 2020 habrá crecido un 14% y con los estudiantes actuales se cubrirá apenas la mitad”. A este factor se añade que la tasa de paro juvenil española duplica a la de la OCDE.

La gestora de Recursos Humanos Adecco promueve el Observatorio de Innovación en Educación y Empleo, en el que forman parte 28 grandes empresas y que tiene por objetivo principal examinar y solucionar los problemas del mercado laboral. En su útlimo Informe OIE sobre jóvenes y mercado laboral: el camino del aula a la empresa concluye que para la mayoría de los entrevistados “el origen de los problemas que presenta hoy en día la enseñanza universitaria pública está en la masificación de las aulas y la falta de enfoque profesional en la formación“.

La información elaborada por el OIEE revela que los jóvenes “no se sienten bien preparados para reponder a las altas demandas del mercado laboral” y asegura que solo uno de cada cuatro universitarios y empresas piensan que la formación que se recibe en la universidad es completa.

Este estudio menciona que existen “grandes gaps” (brechas, en inglés) entre las expectativas de los universitarios, que creen que las empresas les van a demandar conocimientos específicos como idiomas o informática, y la demanda de las compañías, que priorizan las habilidades y capacidades (motivación, trabajo en equipo, idiomas, iniciativa y capacidad para resolver problemas).

En consecuencia, los jóvenes terminan sus estudios con una “sensación de cierta decepción y desilusión” por el papel que ha jugado la universidad en su formación: “No se trata tanto de una mala consideración de la formación teórica sino más bien de la poca orientación laboral y poca utilidad de los estudios para responder a las necesidades del mercado laboral”, reza el informe.

De acuerdo a las cifras recogidas por Adecco, el 47% de las empresas consultadas considera que hay perfiles profesionales (tecnológicos y directivos) no cubiertos por las carreras universitarias actuales.

Excesivamente separados

“Se tienen que acercar mucho mutuamente universidades y empresas, porque hasta ahora han vivido en ámbitos excesivamente separados y hay un enorme desajuste entre las personas que salen de la universidad y la demanda del mercado laboral. Hay un déficit de talento y sin embargo hay índices de desempleo muy altos”, señala el team leader de Randstad Technologies, Rubén Berrocal.

“Por un lado, las instituciones públicas se tienen que acercar mucho a la realidad del mercado y por otro lado las compañías tienen que acercarse a las universidades y entender que ahí está su cantera de talento”, añade Berrocal.

Además, continúa Berrocal, “hay una responsabilidad individual y pasar por la universidad con una orientación clara y asumir el esfuerzo que conlleva sacarse una titulación universitaria”.

En este sentido, en España hay un “vacío importante en torno a la Formación Profesional, que durante años se ha denostado. En Alemania por ejemplo hay un 25% de titulados superiores, un 50% de titulados medios y un 25% sin titulación, en España estos datos son 25, 25, 50 y tenemos que intentar derivar a al menos la mitad de ese 50 a la tecnificación. Tiene más salida un módulo de desarrollo de aplicaciones informáticas que el 80% de las carreras universitarias actuales”, zanja Berrocal.

Carlos Abello es el director en Cataluña de Spring Professional, la firma de Adecco especializada en consultoría de selección para mandos intermedios y directivos. En su opinión, “cuanto mayor es tu nivel de estudios, más oportunidades laborales tienes”. Y las cifras lo demuestran: en España la tasa de paro entre los graduados en la universidad es del 11%, aumenta al 16,8% entre los que se quedaron en Secundaria y sube al 24% entre los que tan solo terminaron Primaria.

Abello radiografía el mercado laboral español y subraya que “la mayor concentración de empleo se encuentra en los sectores de la construcción y la hostelería (turismo), que son los sectores que mueven la economía española. “Y es aquí donde llega el gran desajuste”, ilustra. Al tiempo que recuerda la importancia de aumentar la inversión en I+D+I, cuyo gasto se ha reducido un 9% desde 2009.

El experto de Adecco apunta un aspecto más a tener en cuenta para entender el mapa laboral español: “El 50% de las ofertas de empleo para universitarios se concentran en Madrid, Barcelona y País Vasco y fuera de las grandes urbes los puestos son principalmente en la industrial, el sector agrícola y la hostelería”. Dicho todo esto, Abello asegura que “hay que ajustar mucho más la oferta y la demanda de cada sector e igual no habría que crear más universidades”, plantea. Por último, Abello sugiere como posibles soluciones “crear más empleos cualificados y mayor inversión en las ramas sanitaria y científica”.

El informe de OIEE añade también que el Plan Bolonia, surgido con el objetivo de favorecer el diálogo entre la universidad y el mundo laboral, es una esperanza para las empresas, que confían en que “pueda rellenar los huecos actuales“, completando la formación con prácticas en empresas y dando a las clases una estructura más participativa. “Sin embargo, a día de hoy, la aplicación de Bolonia solo parece convencer y generar expectativas positivas entre las empresas, el resto de actores implicados, tanto alumnos como docentes, no terminan de ver la viabilidad de este plan de estudios”, finaliza este informe.

“La FP tiene un techo profesional muy alto”

“Si has descubierto tu vocación, tira hacia delante sea la carrera que sea porque triunfarás. Pero si no has descubierto cuál es tu pasión, igual un grado de Formación Profesional (FP) te aporta más salidas y luego si además descubres que te encanta, siempre puedes ampliar tus estudios en la universidad. Hay cantidad de gente que estudiando FP tiene profesionalmente un techo muy alto. Hay que cambiar la imagen de la FP que se tenía hace años, que quien valía iba a la universidad y quien no, a FP. Y aquí la función pública tiene que invertir mucho más. También es cierto que están surgiendo iniciativas privadas con este enfoque, escuelas de programación que ofrecen cursos de seis meses y salen los estudiantes con un enorme nivel de preparación”.

Son palabras de Rubén Berrocal, team leader de Randstad Technologies. No es el único que apuesta por esta salida. Desde la editorial Tea, el doctor en Psicología Pablo Santamaría aconseja preguntarse a sí mismo sobre “qué es lo te gusta (intereses), qué es lo se te da bien (habilidades) y qué cosas encajan contigo (tus características) porque una vez seas capaz de responder a estas cuestiones, encontrarás la profesión que mejor se ajuste a ti, que siempre la hay”, cuenta en un vídeo dentro del portal Descubrelafp.org, diseñado para promover estos estudios y mejorar la empleabilidad juvenil. En esta misma web, el consejero delegado de Mahou San Miguel, Eduardo Petrossi, cuenta que apoya la FP porque “se adapta perfectamente a los perfiles que estamos demandando en el mercado laboral”.

Source: 20′ Empleo

La mujer en la universidad: del acceso restringido a ser mayoría en las aulas

L. BELENGUER

  • Solo a partir del 8 de marzo de 1910 la mujer fue libre para matricularse. Hoy en día son el 58% de los graduados.
  • La Residencia de Señoritas, un proyecto pionero que buscaba la igualdad de género.

Universidad Central de Madrid

Solo 108 años después de que se autorizase el acceso formal de las mujeres a la universidad, las estudiantes matriculadas representan más de la mitad (55%) y del total del alumnado que termina los estudios universitarios, un 58% son mujeres, según las estadísticas del Ministerio de Educación relativas al curso 2016-2017.

Lo que ahora está considerado como algo normal, hasta el 8 de marzo de 1910 no lo era. Hasta entonces, ser mujer y matricularse en una carrera universitaria era todo un hito: se necesitaba el permiso especial del Consejo de Ministros. “Son, pues, siete siglos de retraso que tenemos las mujeres respecto a los hombres desde la creación de la primera universidad española”, afirma Esther Giménez-Salinas Colomer, ex rectora de la Universitat Ramon Llull, en el estudio Doctas, doctoras y catedráticas, cien años de acceso libre de la mujer a la universidad, elaborado por la Generalitat de Catalunya. E

Antes de esa fecha, 36 mujeres habían superado las barreras para alcanzar un nivel de formación universitaria. María Elena Maseras Ribera fue la primera alumna que logró matricularse en una universidad española, concretamente en la Facultad de Medicina de la Universitat de Barcelona, en el año 1872.

En 1888, una Real Orden permitió que las mujeres optaran a estudios universitarios en centros privados. En aquella época, las mujeres tenían que ir acompañadas por sus profesores, no se podían sentar junto a sus compañeros y tenían prohibido el libre movimiento dentro la facultad. Coincidiendo con la derogación de esta Real Orden, también en 1910 se creó la Residencia de Estudiantes en Madrid, de la que surgió cinco años más tarde la Residencia de Señoritas, dirigida por María de Maetzu, considerado el primer centro oficial creado en España para fomentar la educación superior de las mujeres. Por allí pasaron Victoria Kent, María Zambrano o Maruja Mallo, “junto a un considerable número de jóvenes procedentes de todas las provincias españolas que acudían a Madrid a estudiar, en muchos casos en la universidad, y que contribuyeron a difundir un nuevo modelo de mujer profesional e independiente, que todavía resultaba exótico en la sociedad de su época”, reza el dossier de la exposición Mujeres en vanguardia. La Residencia de Señoritas en su centenario (1915-1936) que el CSIC organizó para celebrar su centenario hace tres años.

Además de los servicios de alojamiento, contaban con un laboratorio en el que hacer sus prácticas, con una nutrida biblioteca en la que apoyarse para sus estudios y con un programa de clases, conferencias, conciertos o lecturas poéticas orientado a ampliar su formación. Todo ello en una atmósfera pensada para “ofrecer a las alumnas la garantía de un hogar espiritual rodeado de benéficos influjos, en el que poder disfrutar de las ventajas de la vida corporativa, de un sano ambiente moral y de toda clase de estímulos y facilidades para el trabajo”, según un folleto de 1933.

Así eran las universitarias de 1910

La presentación del catálogo de dicha exposición la firma Acción Cultural Española (AC/E). En esas páginas se describe a la Residencia de Señoritas como un proyecto “que vino a consolidar en España la igualdad de género en ese incansable anhelo de regeneración pedagógica de la sociedad de comienzos del siglo pasado”. Por primera vez en mucho tiempo, esta iniciativa “buscaba cerrar la brecha de su distanciamiento con Europa (…), situar educativa y profesionalmente a la mujer en pie de absoluta igualdad con el hombre” brindádoles “posibilidades inéditas de desarrollo personal, libertad e igualdad de oportunidades, haciéndola protagonista de su devenir formativo“.

Las chicas que estudiaban eran “de clase media adinerada, pero sin un capital familiar que les cubriera las espaldas si la vida se les torcía, y se tenían que preparar para ejercer profesiones propias de su clase social, como médicas, abogadas, funcionarias o farmacéuticas. De hecho, la mayoría de chicas que estudiaron entre 1910 y 1915 cursaron medicina o derecho”, explica la catedrática de la Universidad de Sevilla, Consuelo Flecha.

Un siglo más tarde, las mujeres han pasado del 0,17% de 1910 a ser mayoría en las aulas universitarias. Según los datos recogidos por el Instituto de la Mujer, ya en el curso 1998-1999 había un 53,2% de alumnas. Este porcentaje se ha prácticamente mantenido desde entonces, llegando a un actual 55%. El Ministerio de Educación, en sus datos referentes al curso 2016-2017 (últimos disponibles), refleja sin embargo que esta mayoría femenina no se extiende a todas las carreras de forma homogénea: mientras que en las ramas de ciencias sociales y jurídicas o en titulaciones de la rama de salud las mujeres representan el 70%, en la rama de ingeniería y arquitectura ocurre lo contrario y el 70% del alumnado es masculino.

Respecto a esta segregación por sexos, Flecha apunta que “a pesar de que las chicas tienen notas medias más altas, no eligen las carreras cuyas notas de acceso son más altas, en parte por tradición y en parte por el futuro que cada una piensa para sí misma, en campos en los que la mayoría son hombres o que exijan mayor movilidad”.

Sobre los actuales porcentajes según el sexo de los alumnos, la catedrática señala que “no es que los hombres sean unos vagos, sino que empiezan a trabajar antes y compaginan el empleo con los estudios”. En opinión, muchas chicas deberían considerar “sacrificar una matrícula por unas prácticas”, porque eso es lo que piden las empresas.

Romper el techo de cristal es algo que sin embargo no se ha logrado en la universidad española. Según los datos recogidos por el Instituto de la Mujer, de los 84 rectores y rectoras que se contabilizaban a principios de 2017, solo 11 eran mujeres (3 más que en 2016). “Las chicas tenemos techo de cristal y suelo pegajoso“, añade la catedrática para referirse a las “situaciones de la vida que nos exigen andar más despacio“, como por ejemplo el cuidado de la familia.

Source: 20′ Empleo

¿Qué estudios superiores elegir? Una decisión que marcará tu vida

L. BELENGUER

Estudiante

Desde bien pequeños escuchamos la pregunta ‘¿Qué quieres ser de mayor?’ Superada la infancia y alcanzada la adolescencia, con los estudios obligatorios terminados, muchos son los jóvenes que se plantan ante un amplio abanico de posibilidades para continuar con sus estudios con grandes dudas y temores sobre cómo tomar la decisión correcta.

Los jóvenes que terminan la ESO o el Bachillerato pueden optar a un grado de Formación Profesional o universitario. La figura del psicopedagogo al cargo del Departamento de Orientación, introducido en los Institutos de Educación Secundaria con la puesta en marcha de la LOGSE, ayuda a los estudiantes a identificar sus intereses y preferencias profesionales. A través de cuestionarios como el Inventario de Intereses y Preferencias Profesionales (IPP) o Explora, ambos elaborados por la editorial Tea, los psicopedagogos trazan el perfil de cada alumno para intentar encajarlos en cada uno de los itinerarios formativos.

Según los estudios realizados por esta editorial, un 28 % de los alumnos sometidos al test Explora tienen una baja congruencia entre los intereses expresados y los inventariados. Un dato que refleja que parte del alumnado “no cuenta con la suficiente madurez para desarrollar su elección vocacional”, explica José Manuel Martínez-Vicente, profesor del Departamento de Psicología de la Universidad de Almería y uno de los autores del cuestionario Explora.

En su artículo La orientación y el asesoramiento vocacional, una necesidad constatada en nuestro sistema educativo afirma que “dentro del proceso de elección vocacional, el periodo de la adolescencia se considera como el más destacado, puesto que es cuando los intereses vocacionales y profesionales comienzan a hacerse más estables, claros y diferenciados, fruto de la experiencia y del autoconocimiento del joven, quedando atrás las preferencias momentáneas, ocasionales y al margen de la experiencia”.

Así son los jóvenes que lo tienen claro

Pero, ¿qué aspectos necesitan los jóvenes para tomar la decisión adecuada? Según el profesor Martínez, “es importante que el alumno tenga adquirida una visión realista y clara de cuáles son sus intereses, sus motivaciones, sus expectativas futuras, sus capacidades y  el grado de compromiso”. La familia, por su parte, es importante que actúe desde el apoyo.

La tasa de abandono el primer año de los estudiantes universitarios oscila entre el 18 y el 25% según titulaciones y del estudiante que cambia de titulación entre 7 y 9%, según los datos de Tea Ediciones, que indican, entre otras cosas, “la falta de conocimiento de los planes de estudios y de las exigencias a nivel aptitudinal que estos requieren”, señala el orientador.

Por el contrario, las personas que muestran una clara vocación suelen presentar una “personalidad eficiente o adaptativa cuyas principales características están en torno a la autoestima, motivación de logro, resistencia a la frustración, ansiedad adaptativa, perseverancia, autoconcepto vocacional, expectativas de autoeficacia, autoconfianza personal, optimismo y flexibilidad”, explica Martínez-Vicente.

Una vez tomada la decisión que marcará tu futuro, hay que tener igualmente presente que la vida da muchas vueltas y que además el actual mercado laboral es muy dinámico y por eso los psicólogos prevén “que un trabajador podrá ocupar entre cuatro o cinco puestos de trabajo diferentes, como media, antes de consolidar un empleo para el que está cualificado”.

Source: 20′ Empleo

El 80% de los autónomos se dan de alta en menos de un día

EFE

  • Sólo el 1,47% y el 1,71% han necesitado entre 5 y 10 días o más de 10 días para darse de alta en el RETA.
  • Las Sociedades Limitadas son las que más tardan: una de cada cuatro tuvo que esperar más de 10 días.

Autónomos

Casi el 80% (el 79,97%) de los profesionales autónomos han tardado menos de un día en darse alta en el mes de marzo. El 16,83% han tenido que estar entre 1 y 5 días de trámites, según los últimos datos oficiales. Tan sólo el 1,47% y el 1,71% de los trabajadores por cuenta propia han necesitado entre 5 y 10 días y más de 10 días, respectivamente para darse de alta en el RETA.

Por su parte, el 75% de las Comunidades de Bienes también han podido tramitar todo en menos de un día, así como el 72,72% de las  sociedades civiles y al 41,86% de las Sociedades Limitadas. Los datos reflejan la posibilidad en aumento de realizar todos los trámites necesarios para montar un negocio en un solo día.

Los datos aportados por el Ministerio de Economía también refleja que son las Sociedades Limitadas las que sufren el periodo de tiempo más alto para darse de alta. Son las que registran un mayor porcentaje en la franja de más de 10 días. En concreto, en marzo, casi una de cada cuatro (el 23,25%) tardó más de 10 días en constituirse.

Más autónomos y más empresas

Las cifras del Ministerio de Economía también ponen de manifiesto el crecimiento de los autónomos y empresas que se han dado de alta en marzo, comparándolo con el mismo mes del pasado año, que ha supuesto un 41% más de registros.

Mientras, en marzo, han sido 3.386 los profesionales autónomos que se han dado de alta en el RETA, en 2017 fueron 2.136 y ocurre lo mismo en el caso de las empresas, ya que en marzo de 2018 se han creado 1.043 Sociedades Limitadas, y el marzo del 2017 fueron 999.

En el caso de la Comunidad de bienes, la comparativa es de 4 en 2018 y 3 en 2017; y las  Sociedades Civiles no tuvieron ningún registro en marzo de 2017, minetars que en este mes de marzo  se han creado 11. En total, en marzo se han creado 4.444 negocios, mientras que en el mismo mes del año pasado esta cifra fue de 3.138. Ocurre lo mismo si tenemos en cuenta el primer trimestre de 2017 cuando se registró 9.258 nuevos negocios entre autónomos y empresas, mientras que en del presente ejercicio, han sido 15.764.

Source: 20′ Empleo