Los sindicatos denuncian un aumento de las horas extra no pagadas entre 2010 y 2015

EFE

  • UGT afirma que en este lustro el número de horas extra pagadas se ha reducido el 13,8%, mientras que las no pagadas han crecido el 33,5%.
  • CCOO destaca que los 3,5 millones de horas extra que se hicieron en España durante todo 2015, el 56% del total no estuvieron remuneradas.
  • Ambos han calificado esta tendencia de “práctica ilegal en aumento”.

Una trabajadora en su oficina

Los sindicatos CCOO y UGT han denunciado este martes que desde 2010 las horas extra no pagadas han aumentado, mientras que las pagadas han disminuido, lo que han calificado de “práctica ilegal en aumento” que afecta al conjunto del sistema.

En un comunicado, UGT ha indicado que de 2010 a 2015 el número de horas extra pagadas se ha reducido el 13,8%, mientras que las no pagadas han crecido el 33,5%, hasta alcanzar un total de 797 millones de horas en este periodo.

Según el sindicato, la realización de horas extra no remuneradas ha hecho que los trabajadores hayan dejado de percibir unos salarios que sumarían más de 12.500 millones de euros entre 2010 y 2015, lo que también ha mermado las arcas de la Seguridad Social en unos 3.500 millones en forma de cotizaciones no pagadas.

La secretaria ejecutiva confederal de UGT, Isabel Araque, ha señalado que las etapas de “elevado desempleo” permiten a las empresas exigir condiciones laborales que “entran de lleno en la ilegalidad”, ya que muchos de los trabajadores no denuncian las situaciones abusivas por miedo a perder su trabajo.

Por su parte, CCOO ha destacado que 3,5 millones de horas extra que se hicieron en España durante 2015, el 56 % del total no estuvieron remuneradas.

Según un estudio elaborado por el sindicato, las horas extra no pagadas no se ajustan a los rasgos habituales asociados a la precariedad laboral, debido a que se concentran sobre todo en empleos indefinidos y con jornada a tiempo completo.

El sector servicios, el más afectado

Además, incide en que el sector que más sufre este fenómeno es el de los servicios, ya que en 2015 no se pagaron el 60% de las horas extra que se realizaron.

Así, los empleados que más horas extra no remuneradas realizan son principalmente hombres, asalariados privados del sector servicios, con contrato indefinido, jornada a tiempo completo y que desempeñan una ocupación de técnico o directivo.

Asimismo, el sindicato ha recordado que la realización de horas extra no pagadas afecta a todo el sistema, ya que perjudica a la creación de empleo, que CCOO cifra en 156.000 puestos de trabajo.

Source: 20′ Empleo

Insectos comestibles, una industria con mucho futuro

Noel Caballero/EFE

  • Según FAO, los insectos son un superalimento por sus propiedades nutritivas.
  • Grillos y saltamontes son dos de las más de 1.600 especies comestibles.
  • Tailandia es el líder global de la industria de insectos comestibles.
  • Más de 250 empresas emergentes de todo el mundo se proponen llevar al mercado occidental productos a base de insectos.

Ensalada de insectos

Mezcladas en salsa, en espirales de pasta o con forma de galleta y hamburguesas, son algunas de la maneras de acercar a los comensales las viandas preparadas a base de insectos comestibles, una industria de futuro que lidera Tailandia. “El país ya es el líder global respecto a la industria de insectos comestibles en varios sentidos”, señala Patrick Durst, representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en la oficina de Bangkok.

En la moderna capital tailandesa, donde residen millones de trabajadores procedentes de regiones más empobrecidas, es común encontrar pequeños carros donde se ofertan una amplia variedad de insectos listos para ser degustados. Grillos, saltamontes, gusanos de seda y cucarachas de agua son algunas de las más de 1.600 especies de insectos comestibles, según la FAO, que se pueden encontrar en estos puestos ambulantes.

Durst publicó en 2013 el informe Ganado de seis patas: granjeo de insectos comestibles, recolección y comercialización en Tailandia. En opinión de este experto, el país asiático ha logrado evolucionar “desde un sistema de subsistencia para el consumo local hasta crear canales comerciales con valor añadido”.

Más de 250 empresas emergentes de todo el mundo han iniciado un movimiento para llevar los productos preparados a base de insectos comestibles hasta los platos del mercado occidental. “La Unión Europea, por ejemplo, está trabajando en un reglamento que regule el mercado de los insectos comestibles dentro de sus fronteras”, indica Massimo Reverberi, quien en a principios de año fundó Bugsolutely, una compañía dedicada a la producción de espirales de pasta con harina de grillo.

El empresario italiano, que optó por elaborar un producto de pasta por la familiaridad de su consumo, señala que aún topa con una resistencia “ilógica” de los mercados y consumidores. “La barrera no es totalmente lógica, en Italia o Francia, por ejemplo, se come un tipo de queso con gusanos en su interior. Por no mencionar productos como las ostras o las gambas, que parecen monstruos. Pero la gente siente repulsión por los insectos”, apunta Reverberi.

Los insectos comestibles son catalogados por la FAO como un “superalimento” por sus propiedades nutritivas al ser ricos en proteínas, vitaminas y otros micronutrientes, recuerda el experto de Naciones Unidas. Estos alimentos, apunta Durst, suponen un impacto ambiental mucho menor que las granjas de ganado bovino o porcino y pueden ayudar a garantizar el desarrollo sostenible de la industria alimentaria.

“Las granjas de grillos son limpias y mantienen un control medioambiental, sin pesticidas ni químicos que aseguran la sanidad de sus productos”, remarca Reverberi. Empresario y experto hacen una llamada a eliminar las restrictivas políticas de comercio y desarrollar unos protocolos sanitarios que ayuden a potenciar la confianza del consumidor.

Conforme a los datos de la FAO, 112 países de Asia, Europa, África, América y Oceanía practican la “entomofagia” o consumo de insectos. “Hay posibilidades interminables con los insectos comestibles, hay cocineros que han comenzado a innovar con sus platos y libros de cocina. Las comidas tienen un sabor agradable, el único problema es que en la mente (de los comensales) tienen la imagen del insecto”, sentencia Reverberi.

Insectos junto a patatas y frutos secos

Uno de los puntos fuertes de Tailandia es el incremento de consumo local, a pesar de las reticencias de la población urbana. En algunas cadenas de supermercados, junto a patatas fritas, frutos secos u otros aperitivos, se pueden encontrar bolsas de insectos comestibles. “Antes los productos solo se encontraban en puestos callejeros, por lo que vimos una oportunidad de invertir en esta industria y crear paquetes que se pueden comprar en supermercados”, señala Thanat Chattatun..

Su empresa comercializa la marca de insectos comestibles Hi-So, que vende unas 100.000 unidades al mes de bolsas de grillos y de gusanos de seda fritos en Tailandia, Birmania, Camboya y Laos y tienen planes de expandir sus negocios a Indonesia, China, Francia y Estados Unidos.

Source: 20′ Empleo

Los españoles reducen su jornada laboral efectiva hasta mínimos desde la crisis

EP

  • Según Randstad, los trabajadores españoles realizaron 389 horas efectivas en el primer trimestre de 2016, la cifra más baja desde 2008.
  • Los empleados de la construcción son los que más horas trabajan, seguidos de los de la industria y los servicios.

Trabajadores

Los españoles han reducido su jornada laboral efectiva en 2016 hasta mínimos desde el inicio de la crisis. Según un informe de Randstad, los trabajadores españoles realizaron 389 horas efectivas durante el primer trimestre de 2016, la cifra más baja desde 2008.

Los trabajadores realizaron en 2009 la jornada más extensa de toda la serie, con 414 horas, y desde entonces el volumen de horas laborales se mantuvo estable entre 410 y 414 horas. En 2013 descendió esta cifra por debajo de las 400 horas y, tras un pequeño repunte en 2014, se han encadenado dos años de descensos consecutivos.

Por sectores, los profesionales de la construcción son los que más horas trabajan, con 431 horas, seguidos de los de la industria (426 horas) y los servicios (379 horas). No obstante, en los tres sectores se ha registrado la jornada efectiva más corta de la serie.

Así, todos los sectores han reducido la jornada efectiva respecto a 2008 durante el primer trimestre del año. El de servicios es el que ha registrado una bajada más pronunciada en este periodo, con una variación negativa del 5,6%, pasando de 401 a 379 horas. A continuación, se sitúan la construcción, con una caída de las horas del 2,6%, y servicios, con un descenso del 1,7%.

Por otro lado, el informe indica que sólo en Murcia y Madrid se han alcanzado jornadas superiores a las 400 horas. En concreto, los empleados de estas comunidades trabajaron durante los primeros tres meses del año 422 y 405 horas, respectivamente. Por encima de la media (389 horas) se situaron Cantabria, Canarias, Galicia y Cataluña. En el extremo opuesto se situaron la Comunidad Valenciana, País Vasco y Navarra, con jornadas inferiores a las 380 horas.

Source: 20′ Empleo

Cuatro de cada diez nuevos contratos duran un mes o menos

EFE

  • Durante el mes de julio se firmaron más de 1,7 millones de nuevos contratos.
  • Solo cerca de 88.400 tenían una duración indefinida, lo que significa que el 95% era temporal.

Camerero

Casi cuatro de cada diez nuevos contratos laborales suscritos en julio (el 37,5 % del total) tenía una duración igual o inferior a un mes, de acuerdo con los últimos datos de contratación publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Durante el mes de julio se firmaron más de 1,7 millones de nuevos contratos, de los que solo cerca de 88.400 tenían una duración indefinida, lo que significa que el 95% era temporal.

La elevada temporalidad es una de las características del mercado laboral español (muy influido por el componente estacional), en el que los nuevos puestos de trabajo son fundamentalmente empleo asalariado a tiempo completo creado por empresas privadas del sector servicios, con duración determinada y repartido prácticamente a partes iguales entre hombres y mujeres.

Esta es la foto que muestra la Encuesta de Población Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística (INE), según la cual seis de cada diez nuevos ocupados que encontraron trabajo en el segundo trimestre del año eran asalariados con contrato eventual.

Del total de trabajadores ocupados en España (más de 18,3 millones) solo dos de cada diez son temporales (3,9 millones), aunque cabe destacar que de ellos hay 43.500 con contratos de un día, que suponen el 1,1 % del total de eventuales, pero que se han duplicado respecto a 2008.

¿En qué sectores?

Según los datos del SEPE de julio, casi la mitad de los nuevos contratos temporales (el 47,2 %) obedecen a circunstancias de la producción, mientras que el 37,8 % son por obra y servicio, y el 8,2 % por interinidad, en tanto que el resto se reparte en otro tipo de contratos, entre ellos, el de relevo, el de prácticas o el de formación.

La mayoría de los contratos eventuales por circunstancias de la producción (60,4 %) tienen una duración de un mes o menos y solo un 1,1 % supera los seis meses.

En el caso de los contratos por obra y servicio, la mayoría (79,1 %) no determina la vigencia, aunque destaca el 11 % que dura una semana o menos, una proporción similar a la que se da entre los contratos de interinidad, la mayoría de los cuales no fija fecha de finalización, si bien algo más del 15 % son de entre uno y siete días.

La cifra de contratación no coincide ni con la de afiliados mensuales a la Seguridad Social ni con la de ocupados trimestrales de la EPA, puesto que cada trabajador ha podido tener varios contratos en ese periodo de tiempo.

Tampoco coinciden los más de 450.000 afiliados que ha ganado entre abril y junio la Seguridad Social, que ofrece los datos mes a mes, con los 271.400 nuevos ocupados contabilizados por la EPA del segundo trimestre, lo que al margen de metodologías diferentes refleja en alguna medida el avance de la temporalidad.

Sin embargo, si se toma la media móvil de los últimos doce meses, ambas estadísticas reflejan una tasa anual de crecimiento del empleo parecida, del 2,43 % en el caso de los datos de Estadística y del 2,89 % en los de la Seguridad Social.

Source: 20′ Empleo

Solo hay una docena de universidades españolas entre las 500 mejores del mundo

EUROPA PRESS

  • Ninguna está entre las primeras 150.
  • La Universidad de Barcelona está en el puesto 176. 
  • Las universidades de EE UU, con Harvard a la cabeza, ocupan ocho de los diez primeros puestos junto a las británicas Cambridge y Oxford.

Universidad de Barcelona

Sólo una docena de universidades españolas, una menos que hace un año, se encuentran entre las 500 mejores del mundo, según revela la Lista Académica de las Universidades del Mundo (ARWU) 2016, que ha sido publicado este lunes por el Centro para las Universidades de Primera Categoría en la Universidad Jiao Tong de Shanghái.

Así, España pierde una Institución Académica en un año y no cuenta con ninguna universidad entre las 150 primeras del mundo.

Entre los 200 primeros centros se sitúa la Universidad de Barcelona, concretamente, entre los puestos 151 y 200 y le siguen la Universidad Autónoma de Barcelona, que se coloca en la posición 201 y la Autónoma de Madrid, que ha avanzado al puesto 202 en un año. Ambas ya estaban hace un año en la horquilla entre 200 y 300.

La Universidad Complutense de Madrid y la Pompeu Fabra, por su parte, que en 2015 habían alcanzado el ‘Top 300’, cae ahora un peldaño y se sitúan en 2016 entre las 301 y las 400 mejores de la lista de Shaghai.

Una docena de instituciones

Entre las 301 y las 400 mejores se encuentran también la Universidad Politécnica de Cataluña, la Universidad Politécnica de Valencia y la Universidad de Santiago de Compostela, que ha subido puestos en este último año, puesto que en el pasado se encontraba entre las 401 y las 500 primeras instituciones académicas. La Politécnica de Valencia, por su parte, mantiene su retroceso, ya que en 2014 también figuraba entre las 300 primeras.

En los cien últimos puestos del listado mundial aparecen la Universidad del País Vasco, la Universidad de Valencia y la Universidad Rovira i Virgili, que hace un año estaba fuera de las 500 mejores.

De este modo, en el último año se han caído de la clasificación mundial de las 500 mejores la Universidad de Zaragoza y la Universidad de Sevilla, que volvió a estar incluida el año pasado y que se queda de nuevo fuera.

La Universidad de Barcelona (UB) ocupa el puesto 176 del Academic Ranking of World Universities (Ranking Académico de Universidades del Mundo) y es el primer centro español de la lista elaborada por Shanghai Ranking Consultancy.

Así, la universidad catalana repite la posición que obtuvo en 2015 y sigue siendo la española mejor valorada, por encima de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), en el puesto 201, y la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), en el 202.

Top 10

Lideran el ránking las universidades estadounidenses, con Harvard a la cabeza, que ocupan ocho de los diez primeros puestos junto a las británicas Cambridge –quinta– y Oxford –décima–.

El resto del ‘top 10’ lo conforman la Universidad de Stanford, el Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT), la Universidad de California-Berkeley y la de Princeton, el Instituto Tecnológico de California, y las universidades de Columbia y Chicago.

Source: 20′ Empleo

Aprendizaje Basado en Problemas: motivación, responsabilidad y compromiso

Mar Villasante/EFE

  • El ABP consiste en plantear un problema de la vida real y dejar que los alumnos pongan en marcha las estrategias necesarias para resolverlo.
  • Usarán para ello sus conocimientos, investigaciones, reflexiones y análisis.

Instituto madrileño

El Aprendizaje Basado en Problemas (ABP), o Problem-Based Learning, forma parte de las nuevas metodologías que llegan a las aulas españolas. Una introducción lenta, reconocen los expertos, pero que abre paso a un trabajo que potencia la responsabilidad, la motivación y el compromiso en los alumnos. El ABP consiste en plantear un problema de la vida real a los alumnos y dejar que ellos mismos pongan en marcha las estrategias necesarias para resolverlo, a partir de sus conocimientos, reformulaciones, investigaciones, reflexiones y análisis, señala la plataforma de servicios educativos aulaPlaneta.

Antes, el docente debe definir los objetivos de aprendizaje y las competencias que quiere alcanzar con los alumnos. “Es una metodología alternativa al método de las ‘3E’, es decir, explicación-estudio-examen, y su objetivo primordial no es resolver el problema sino que el problema sea la forma de conseguir los objetivos de aprendizaje. De aprender a resolver problemas se pasa a aprender de los problemas”, precisa por su parte Senador Pallero, maestro, pedagogo y director honorífico de Mente Colectiva. Los problemas en torno a los cuales gira el aprendizaje deben ser “interesantes, sencillos, descriptivos, claros, motivadores, actuales, vinculados a su mundo”, mientras que el papel del profesor debe ser el de un “facilitador, proveedor de recursos, incentivador, director de escena, acompañante, provocador y orientador”.

En este sentido, Pallero puntualiza que los docentes deben “desaprender lo que eran y aprender lo que necesitan sus alumnos que sean” y, a partir de ahí, “valorar y potenciar las relaciones interpersonales, destacar fortalezas, mandar mensajes de competencia individual y grupal, dar ‘feedback’ continuado a los equipos y a sus miembros y practicar la escucha activa, preguntar, hacer pensar, elogiar, aceptar su heterogeneidad y diversidad”. Los estudiantes son los protagonistas, “los que deciden, controlan y hacen”.

Cambio de papeles

“El que tiene que trabajar es el alumno, no el profesor”, asegura el director de la Escuela de Ingeniería y Tecnología de la UNIR, Rubén González, que define el papel de los docentes como “el de director de una orquesta en la que todos los miembros están implicados y motivados, a los que se dan responsabilidades para que busquen aplicaciones reales a los problemas… y los resultados son óptimos”.

¿Cómo trabajan los estudiantes en las aulas? “En pequeños grupos, se mueven con libertad, se comunican con los diferentes equipos, no hay competitividad, manejan materiales diversos además de su libro de texto, las tablets echan humo, se habla mucho, se consulta al profesor, cada uno sabe lo que tiene que hacer”, relata Senador Pallero. El coordinador –señala– “se ocupa de la marcha general del trabajo, el secretario escribe, apunta, resume y propone, el relaciones públicas contacta con los grupos y con el profesor y el de mantenimiento vigila las condiciones materiales y provee de material para conseguir los objetivos que se han planteado”.

A pesar de la experiencia en otros países europeos con esta metodología aplicable a todas las etapas de la enseñanza, en España su introducción es todavía lenta, “primero, porque hay mucho reactivo cultural al cambio, y para innovar en el aula es necesaria una cultura que lo apoye”, explica Rubén González, “y luego se necesita capacidad y recursos para hacer las cosas, además de la formación adecuada de los docentes para enseñar y conseguir los objetivos”.

Ventajas y obstáculos

Sin embargo, hay referentes europeos como la Universidad pública de Maastricht (Países Bajos), que fundamenta toda su metodología en el ABP, “y hace muchos años que la facultad de Medicina lo utiliza como metodología que ha desplazado al 100% a las lecciones magistrales”, señala Senador Pallero, quien lamenta que “en España se comienza ilusionadamente en Escuela Infantil, decae en Primaria, se bloquea en Secundaria, se obvia en Bachillerato y resurge en determinadas universidades y se instala en las empresas”.

Entre sus ventajas, el maestro y pedagogo indica que potencia la responsabilidad, motivación y compromiso; el desarrollo cognitivo, por la práctica de hacer preguntas, tomar decisiones y resolver problemas, “aprenden a aprender y enseña la colaboración con los otros, se trabaja la interdisciplinariedad y globalización, involucra a las familias y orienta a una producción concreta y real”. Y añade que “prepara para la vida, mejora de habilidades sociales, facilita la comunicación, desarrolla el espíritu crítico, mejora la autoestima, se aprende a hacer, y mentaliza que los problemas son pasos a dar”.

Junto a las limitaciones institucionales, académicas, logísticas y psicológicas, los principales obstáculos son, por el contrario, que “exige rigor, dedicación, búsqueda de calidad, esfuerzo y cooperación”, además de que “puede sobrepasar las posibilidades de muchos alumnos y provocar ansiedad, y de que la cooperación interdisciplinar es difícil de lograr entre el profesorado”, sugiere.

Source: 20′ Empleo

Entrevista de trabajo: los 4 tipos a los que te podrías enfrentar

EUROPA PRESS

  • Es importante preparar las respuestas a las preguntas más recurrentes y analizar bien qué imagen se quiere vender.
  • Los cuatro tipos básicos que nos podemos encontrar son la entrevista estructurada, la libre, la mixta y la de provocación.
  • La de provocación es la más incómoda: el entrevistador tratará de incomodar o infringir tensión en el candidato.

Entrevista de trabajo

Enfrentarse a una entrevista de trabajo no es fácil. Por eso, lo mejor es estar preparado para todo. Es importante preparar las respuestas a las preguntas más recurrentes, analizar bien qué imagen se quiere vender de uno mismo para tratar de fortalecer los aspectos en los que se tiene mayor potencial y estudiar a fondo la empresa antes de presentarse.

Pero una vez se inicia la entrevista empieza el momento crucial. Puede que las preguntas no sean como uno se espera, que el examinador sorprenda con preguntas agresivas, que simplemente parezca una conversación relajada o que se limite a leer un cuestionario y anotar las respuestas. Las modalidades de entrevista son varias; al menos, estas cuatro.

Entrevista estructurada
Se trata de un interrogatorio preparado. Es un formato rígido que se basa en una serie de preguntas predeterminadas. En este caso, todos los aspirantes al puesto de trabajo deberán responder al mismo cuestionario. La utilización de esta técnica permite a los entrevistadores evaluar más rápidamente a los aspirantes pero les impide ahondar en cuestiones interesantes a la vez que les facilita el camino para preguntar sobre aspectos personales sin parecer intrusivos o curiosos.

Esta metodología es conveniente para las grandes empresas que necesitan cubrir muchos puestos de trabajo. Sin embargo, puede resultar contraproducente porque tanto entrevistador como entrevistado pueden llegar a sentir que están inmersos en un proceso mecánico.

Entrevista libre
Se trata de entrevistas con tono de conversación, sin un cuestionario prestablecido. Suele basarse en preguntas abiertas dónde el entrevistador pone más énfasis en el análisis de las impresiones que en el de los hechos. Este formato, a pesar de ser más cómodo para el aspirante puede tener inconvenientes para el entrevistador, que puede dejarse llevar por la conversación y olvidar temas importantes a tratar. A pesar de ello, es la opción preferida de quienes se dedican a la selección de personal, ya que les ofrece mayor libertad.

Entrevista mixta
Esta opción es una mezcla de las dos anteriores. En este tipo de proceso de selección se intercalan preguntas espontáneas con un cuestionario planificado con anterioridad. Es la forma más completa de analizar las capacidades de los candidatos, ya que las respuestas a las preguntas preparadas permiten comparar fácilmente a los entrevistados y las espontáneas conocer más sobre ellos.

Entrevista de provocación
Sin duda es la más incómoda de las opciones. En este caso, el entrevistador tratará de incomodar o infringir tensión en el candidato utilizando procedimientos como los largos silencios, interrumpir constantemente al entrevistado o criticar sus opiniones al respecto de ciertos temas. Este tipo de prueba se suele realizar para aquellos puestos que requieren trabajar bajo presión. A través de estos mecanismos incómodos la empresa pretende cerciorarse de que está contratando a un empleado capaz de solventar situaciones de crisis.

La aplicación de esta técnica debe hacerse con cuidado. Hay que tener en cuenta que la gente puede reaccionar de distintas maneras, y que lo que incomoda a algunos puede dejar fríos a otros. Por eso, no se debe usar con candidatos que antes hayan mostrado signos de desequilibrio emocional. También es importante respetar los tiempos. La aplicación de técnicas invasivas o algo agresivas desde el inicio de la entrevista impide ver el estado normal del candidato y diferenciar entre su comportamiento cuando está relajado y cuando actúa bajo presión, así como tampoco es recomendable aplicarlo al final, ya que se debe dar la oportunidad al aspirante a recobrarse de la tensión antes de despedirse.

Source: 20′ Empleo

Mejorando en tu empresa: cómo preparar un test de empleo

20MINUTOS.ES

  • Con las pruebas se pretende encontrar al candidato ideal.
  • Aunque se valora el CV y la entrevista de trabajo, los tests de selección –cada vez más específicos– resultan fundamentales.
  • Los test pueden ser proyectivos, técnicos, de inteligencia, de aptitudes, de capacidades comerciales o de conocimiento.

Entrevista de trabajo

El 61% de los trabajadores españoles espera obtener un ascenso en su actual puesto de trabajo, según el análisis elaborado por Randstad. Siempre esperamos que el buen trabajo y la implicación con la empresa se vean recompensadas. Para ese ascenso, las empresas llevan a cabo procesos de selección con los que se intenta afinar lo máximo posible para encontrar al candidato ideal para el puesto. Con estos test los entrevistadores intentan buscar destrezas para contratar a los mejores.

Existe una gran variedad de pruebas que tienen como objetivo recabar información de distintos aspectos de la persona y relacionarlas con el trabajo. Para cada selección hay una un test que indaga en los elementos que resulten revelantes para la función que se va a cumplir. Según la empresa señala Monster los tests pueden ser hasta seis distintos:

  • Test proyectivos. En base a estímulos poco estructurados como láminas con personas en situaciones, colores y formas, o lápiz y papel para dibujar, el entrevistado pone en juego su personalidad. No tiene un fin clínico o terapéutico, sino que se intentan apreciar aspectos de la personalidad que se ponen en juego en el desempeño laboral.
  • Test de inteligencia. Apuntan a medir coeficiente intelectual IQ Test, fundamentalmente se utilizan para cargos en los cuales un nivel de inteligencia superior es requerido. No es el caso de la mayoría de los trabajos.
  • Test de aptitudes. Intentan medir habilidades concretas, consideradas críticas para el desempeño del cargo, como pueden ser capacidad de concentración, nivel de efectividad, capacidad para atender más de una variable a la vez en la realización de una tarea, rapidez, formas de resolver problemas, etc.
  • Test técnicos. Son muy habituales para trabajos que implican un oficio. Proporcionan al equipo que realiza la selección un parámetro objetivo, primero, para saber si el candidato posee los conocimientos mínimos necesarios para desempeñar la función técnica; segundo, para contrastarlo con los resultados de los demás candidatos.
  • Test de capacidades comerciales. Es una especie de test de personalidad, pero dirigidos a indagar las habilidades del entrevistado en una actividad de venta o comercial. Suelen ser cuestionarios.
  • Test de conocimiento. Se crearon para analizar conocimientos concretos, evaluar el grado de las nociones y habilidades con las que se ha formado una persona, así como también lo que ha aprendido fruto su experiencia laboral, personal y/o profesional.

A los entrevistadores les gusta también un test que les permite encontrar el verdadero Yo y que se llama prueba psicométricas. Como cuenta Monster, en el proceso de contratación hay que tener en cuenta el CV, las diversas pruebas y la entrevista de trabajo. Los test forman parte de este proceso pero para conseguir un trabajo hay que superar las tres partes.

Source: 20′ Empleo

Cómo ser un perfecto becario para tener más posibilidades de “quedarse” y con empleo

20MINUTOS.ES/EP

  • Ser becario es hoy en día casi obligado, pero hay que intentar que sea una fase laboral que no se alargue más de lo deseado.
  • Hay que hacerse “imprescindible”, integrándose con los compañeros de trabajo.
  • Durante los primeros días se recomienda centrarse en aprender, no se trata de demostrar que eres un “erudito” al jefe.

Becarios

Es casi inevitable hoy en día. Ser becario es algo por lo que vas a tener que pasar tarde o temprano. El problema es acabar teniendo 30 años y ser aún becario. Es uno de los dramas del mercado laboral español. Una encuesta de Infojobs de 2015 mostraba que más de la mitad de los becarios mayores de 30 años trabajan sin cobrar un sueldo. Su encuesta mostraba que el 52% de los becarios no percibe un salario por su actividad y que el 6,3% de los mayores de 30 años accedió a un puesto de becario.

De manera que hay saber ser becario y saber serlo por el tiempo necesario; no más. Ser estudiante en prácticas es el primer paso para acceder al mercado laboral, para aprender muchas más cosas que durante los años de carrera y hacer contactos dentro de tu ámbito, que podrán ser de utilidad en tu futuro profesional.

Para evitar que la fase de becario se alargue más de lo deseado, una buena estrategia puede ser conseguir destacar como el mejor becario. El director de Recursos Humanos de Jobandtalent, Ramón Egea, da unos cuantos consejos para lograr “dejar huella en tus jefes” y lograr ese esperado empleo.

  • Debes ser una “esponja”. Absorbe la filosofía de la empresa, demuestra que puedes adaptarte a ella y que se vea reflejada en tu trabajo. “Es mucho más valioso encajar con la mentalidad de la empresa que saber hacer las tareas encargadas”.
  • No tienes que demostrar que eres un “erudito” nada más acceder al nuevo trabajo. Los primeros días debes centrarte en aprender.
  • Tu actitud, proactividad y carácter positivo en el trabajo es lo que te hará destacar sobre el resto de becarios. “Pon pasión y ganas en lo que haces”.
  • Muéstrate resolutivo. Ten en cuenta que las empresas buscan jóvenes que “sepan arreglárselas rápidamente, sean capaces de entender las cosas y de enfrentarse a situaciones difíciles”.
  • Sé observador. Te servirá para “identificar necesidades” de las que carezca la empresa y ofrecerte para desarrollarlas.
  •  Aunque puede parecer algo básico, llega siempre puntual al trabajo. Refleja tu actitud y entrega y es algo en lo que tu jefe se fijará mucho.
  •  Tienes que conseguir hacerte “imprescindible” dentro de tu equipo.
  •  Una forma de hacerlo es integrándote con tus compañeros. “Los jefes valoran mucho a aquellos becarios que acaban formando parte del equipo, que son uno más dentro de la empresa”.
  •  Una vez convertido en el perfecto becario, debes analizar si tienes posibilidades reales de prosperar y ser contratado en la empresa y hacerles saber a tus superiores que estás interesado en continuar.
  •  Ante todo y pase lo que pase, debes afrontar tus prácticas como “una oportunidad”.

Source: 20′ Empleo

Crear una tienda ‘online’ está a tu alcance: cuatro pasos para hacerlo

EUROPA PRESS

  • Existen múltiples opciones para crear una tienda ‘online’ sin necesidad de disponer de conocimientos de programación.
  • Es necesario contratar un proveedor de ‘hosting’ para poder alojar la web, empezando por conseguir un certificado SSL.
  • Elegir un sistema de pago ’online’ suele ser uno de los puntos más conflictivos.
  • Y finalmente que el cliente encuentre la tienda: hay varias estrategias para ello.

Comercio electrónico

En nuestro país, el ecommerce B2C creció en España un 11,3% el año pasado, hasta superar los 16.000 millones de euros y sumar más de 18 millones de compradores. Su potencial es innegable. Gracias a Internet, tener una tienda está al alcance de casi todo el mundo. Es realmente sencillo y poco costoso disponer de una. Sin embargo, antes de ponerse manos a la obra y empezar a vender, conviene tener en cuenta varias cuestiones. El country manager para España de SiteGround (empresa internacional especializada en el hosting de tiendas online), José Ramón Padrón, explica las cuatro cuestiones fundamentales.

Busca la mejor solución web

A diferencia de hace unos años, hoy existen múltiples opciones en el mercado para crear una tienda online sin necesidad de disponer de conocimientos de programación. Existe una amplia variedad de soluciones a medida, llamadas Shopping Carts, la mayoría de ellas gratuitas, entre las que destacan las aplicaciones de código abierto WooCommerce para WordPress, Magento, VirtueMart para Joomla, Prestashop, CS-Cart, OpenCart y muchas más.

De todas ellas, la más popular actualmente es WooCommerce, pues está instalada en más de 1 millón de tiendas online en todo el mundo. “La razón hay que buscarla tanto en sus funcionalidades, muy prácticas, como en que se trata de un plugin para WordPress, el gestor de páginas web (CMS) más utilizado en el mercado, pues un 25% de las webs de todo el mundo lo usan”, explica Padrón. Si el vendedor ya está utilizando un blog o web basado en WordPress, será muy sencillo convertirlo en una tienda online llena de funcionalidades añadiendo el plugin de WooCommerce.

En cuanto al reparto del pastel mundial de tiendas online, después de WooCommerce, existen otras como Squarespace Commerce (en este caso no basadas en código abierto) que se lleva el 13,76%; OpenCart, un 6,67%; Magento, un 6,56%; Shopyfy (tampoco basada en código abierto), un 5,59%; y PrestaShop, un 5,07%, mientras que el resto se reparte entre diferentes soluciones más orientadas a públicos especializados.

En todo caso, “conviene conocer algunas diferencias entre soluciones basadas en código abierto (open source) y código cerrado a la hora de elegir cómo crear tu tienda online“, explica Padrón. Así, “las primeras parten de las ventajas de elección y movilidad, mientras que otras de código propietario como Shopify o Squarespace no permiten ser trasladadas a otros proveedores de hosting si así lo deseas”.

La segunda diferencia radica en la comunidad de desarrolladores que hay detrás de las soluciones de código abierto, pues este tipo de CMS cuenta “con una importante y activa cantidad de profesionales involucrados en su evolución y perfeccionamiento”. Las aplicaciones de empresas, por el contrario, “dependen de los esfuerzos de un único equipo de desarrollo, lo cual limita la capacidad a la hora de mejorar, atacar vulnerabilidades, etc”.

No descuides la seguridad

Como toda página, es necesario contratar un proveedor de hosting para poder alojarla. De nuevo, para aquellos que no tienen conocimientos técnicos o no son expertos, indica el experto de SiteGround, “la mejor opción será acudir a un proveedor que ofrezca la creación de la tienda online a través de sencillos sistemas de auto-instalación”. También es importante disponer de un servicio de atención especializada en tiendas online, “para resolver así no sólo dudas sobre la gestión de tu cuenta de hosting, sino también de instalación de plugins, actualizaciones, etc”.

El primer paso será conseguir un certificado SSL y instalarlo en la tienda para hacer más seguro el proceso de compra y el trasvase de información. “La SSL es algo que tu proveedor de hosting debería ser capaz de facilitarte o ayudarte a obtener”, apunta Padrón. Se trata de unos estándares tecnológicos de seguridad que actúa como “pasaporte” permitiendo que los datos sean transmitidos a través de redes seguras, protegiendo las transacciones financieras, los datos de tarjetas de crédito, los registros, los accesos web a los emails, u otro tipo de información, así como intranets. Este sistema permite la autenticación de los usuarios y la encriptación de los datos transferidos desde la tienda hasta el servidor de terceros.

Si la tienda online acepta pagos con tarjetas de crédito de sistemas como Visa, MasterCard, American Express, Discover o JBC el vendedor deberá cumplir, además, con los requisitos de seguridad en sistemas de pago, conocido por su nombre en inglés Payment Card Industry Data Security Standard (PCI DSS). La PCI DDS concierne a los requerimientos sobre infraestructuras tecnológicas (IT) y sobre cómo se accede a la información de pago que contiene. Para hacerlo más sencillo hay soluciones de hosting que ya cumplen las normas PCI y provee de un entorno seguro para tu tienda online.

Elige un sistema de pago ’online’

Según el experto, “este suele ser uno de los puntos más conflictivos en la creación de tiendas online, y a veces el freno para un ciclo de venta adecuado”. Una vía intermedia puede ser “recurrir a pagos contrarrembolso o transferencias, pero el comercio electrónico debe caracterizarse por sistemas más ágiles”. En este sentido, para recibir pagos online una tienda necesita una cuenta como “comerciante” y una pasarela de pago. Dependiendo del volumen de ventas previsto, así como su ubicación geográfica, puede recurrir a diferentes proveedores de servicios de pago para empresas.

“Si estás empezando y tu previsión de facturación es aún pequeña, lo mejor es instalar una solución rápida como 2Checkout o PayPal“, recomienda Padrón. Si el negocio crece, el vendedor debe tratar de reducir las comisiones trabajando con proveedores que ofrezcan condiciones flexibles y un acuerdo más amplio. “Por regla general, cuanto más pequeño seas, más difícil te será conseguir buenos acuerdos o poder negociar con varios proveedores”, lamenta Padrón. “Cuanto más crezcas te resultará más sencillo encontrar proveedores que te ofrezcan condiciones más flexibles y mejores fees”.

Que los clientes encuentren la tienda

“Como en una tienda de calle, de nada sirve tener un local si tus clientes no cruzan la puerta”, recuerda el experto de SiteGround. En el caso de las tiendas online existen varias estrategias para atraer clientes. La primera de ellas es conseguir tráfico a través de sistemas de publicidad online como Google Adwords.  “Es posible elegir varias palabras claves que sean más afines a tu negocio y crear anuncios para ser mostrados como resultados patrocinados en las búsquedas de los clientes”, recomienda Padrón. “El hecho de pagar sólo por clics te permite tener un mayor control de tus gastos y fijar presupuestos diarios para tus anuncios”.

Otra vía que cobra cada vez más fuerza es el uso de las redes sociales como Twitter para conseguir información de novedades o estar cerca de las marcas. En este sentido, “una buena solución pasa por activar tus perfiles en redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram, etc.), entrar en la conversación de tus clientes en torno a temas afines, e incluso plantear campañas de marketing específicas dirigidas a grupos segmentados y personalizados”, opina este experto.

Por último, pero no menos importante, hay que tener en cuenta que la tienda online sea SEO-friendly; es decir, que esté preparada para que los buscadores, como Google o Bing, encuentren su contenido y lo muestren como relevante cuanto los usuarios están buscando productos similares a los que vendes. “Aquí siempre vienen bien un poco más de formación, pues existen unas reglas básicas, como trabajar la arquitectura de tu página web, que cada página sea accesible por al menos un link estático de texto, o que los títulos sean claros y describan perfectamente el contenido”.

Por último, lo ideal es que la url o dirección de cada página sea human friendly (que su nombre sea natural y contenga las palabras claves de la página, etc.).

Source: 20′ Empleo